top of page
Buscar

Padres en la Cuerda Floja | Banco de Relaciones | Episodio #33

Actualizado: 20 may 2023


Si quieres LEER el blog completo de este podcast, haz click aquí: https://bit.ly/44BWphc



¡Bienvenidos a: Padres en La cuerda Floja!

El podcast #1 para padres seguros,

Porque padres seguros son, padres felices. Transmitiendo desde Houston Texas, para el mundo...

Soy Lopero, su anfitrión …. Y les doy la bienvenida a nuestro episodio #33


Les recordamos que estamos en nuestra 2da. temporada de este podcast y hoy damos inicio a una 2da. cuerda, un tema para fortalecer la relación entre padres e hijos.


Pues bien, la dinámica de padres e hijos, o de un tutor hacia su alumno es una dinámica muy interesante.

Es bastante sencilla cuando son pequeños, porque son sensibles, enseñables y obedientes; pero en la medida que ellos van creciendo, en la medida que van definiendo su manera de pensar y su propia personalidad, sale a flote esa parte que no es tan divertida, se llama el libre albedrío.


Siempre he pensado que la fe de nosotros los padres avanza hasta estrellarse en la pared del libre albedrío de nuestros hijos. Personalmente creo que, "a menos carne, más espíritu y a más carne, menos espíritu", es decir, cuando son pequeños son mas sensibles a todo lo que tiene que ver con Dios y con el obedecer, pero en la medida que toma lugar la carne, esa sensibilidad se pierde en la medida que van creciendo.


Entonces esta 2da cuerda que nos va a ocupar los siguientes episodios se titula: "Los Lenguajes del Amor" noten que afirmo "lenguajes" en plural, porque son muchos lenguajes, no solo 5, como los hemos aprendido en un libro famoso que voy a recomendar en esta cuerda; verán que los lenguajes de amor son tan variados como los son las personalidades y temperamentos y además van cambiando en la medida que todos crecemos, vamos modificando nuestras preferencias y por eso es importante ser sensibles a las etapas de cada uno de nuestros seres amados.


¿Recuerdas la última vez que tuviste una diferencia con tu hijo o hija, recuerdas esa diferencia que tal vez llevó a una discusión? ¿o recuerdas ese acto de rebeldía tan claro que le hizo merecedor una buena disciplina?


Todos podemos recordar tales situaciones, hoy vamos a hablar de una manera que podría ser muy útil para cuando lleguen estas "escenas de confrontación" como las describe Carlos Cuactemoc Sánchez, o como comúnmente llamamos "berrinche"

Recuerda que al final daremos el conocimiento clave y las prácticas diarias para la solución de este conflicto. Así que permanece conectado hasta el final y mientras tanto.... abróchense los cinturones porque vamos a empezar…



Cuerda:

Resulta que hay dos posiciones claras ante cada desacuerdo, la posición de los padres y la posición de los hijos. Pues bien, yo soy padre y definitivamente quiero establecer que como padres tenemos, entre muchas responsabilidades, estas que deben ser una prioridad:

-Enseñar el camino por el que deben andar nuestros hijos, [Prov. 22:6 BDLA]

-Dirigirlos en la verdad y en cumplimiento de las reglas, [Deuteronomio 6:3-9 NTV]

-Disciplinarlos cuando caminan en necedad, [Prov. 29:15-17]

Yo lo creo y lo insisto a todos los oyentes, esa es nuestra tarea y debemos mantenerla presente en todo lo que hagamos. Pero hay momentos en los que debemos preguntarnos si hemos estado labrando y trabajando el terreno del corazón de nuestros hijos para que en ellos brote la obediencia. A veces somos muy rápidos en disciplinar sin preguntarnos si hemos estado llenando su interior; entonces, antes de una corrección, tal vez sea bueno preguntarnos si ¿hemos estado sembrando en ellos antes de corregir?


Con esto no estoy hablando que debemos ser padres blandos, tolerantes, complacientes y alcahuetas, como coloquialmente decimos... debemos enfocarnos en lo que mencioné antes y todo lo que necesitemos para hacer de nuestros hijos personas de bien.

Pero aquí viene un balance que podría ayudarnos y hacer el proceso de corrección un poco mas llevadero.

Nosotros lo aprendimos aplicado al liderazgo como "El Principio de la Chequera", Stephen Covey lo llama "El Banco de Relaciones", y tal vez le has escuchado con otro término pero el principio es el siguiente:


Las relaciones interpersonales funcionan exactamente como una cuenta de cheques, Para abrir una cuenta necesito hacer un "depósito de efectivo"; eso me da la habilidad de usar cheques o una tarjeta de débito. Entonces, según mis depósitos, en cantidad y frecuencia, tendré la libertad de girar cheques y de hacer gastos con mi tarjeta de débito.

¿Pero qué sucede si dejo de hacer depósitos y sólo me dedico a gastar? ¿Si mi cuenta llega a quedar sin efectivo, qué va a suceder?

Bueno, lo primero que va a pasar es que me van a rechazar los cheques o la tarjeta. En segundo lugar, los bancos manejan un cobro por cada cheque que giremos sin tener los fondos suficientes.


En nuestras relaciones interpersonales sucede algo similar: por cada persona importante en nuestra vida tenemos una cuenta en el Banco de Relaciones. Por ejemplo: tengo una cuenta en el Banco de Relaciones con mi esposa, hago depósitos en dicha cuenta, con mis palabras, con mis actos de servicio, con mis actos de caballerosidad y por supuesto llevándola de shopping, etc. por decir unos ejemplos. Pero resulta que como nosotros no somos perfectos, nuestras relaciones no lo serán tampoco, cuando tengamos un desacuerdo y sea necesario una conversación o un momento de hablar hasta llegar a un acuerdo, es allí donde giramos un cheque o hacemos un débito.

Esos momentos tensos, serán más llevaderos si yo previamente he hecho depósitos, de manera que ahora que necesito demandar algo de la relación, hay un depósito que me permite extraer sin dañar la relación.

Con cada uno de nuestros hijos tenemos también una cuenta en el Banco de Relaciones. Y nuestros hijos tienen la obligación de obedecernos sin cuestionarnos, deben hacerlo y punto. De hecho nuestro manual para caminantes de la cuerda floja dice:

Hijos, obedezcan a sus padres porque ustedes pertenecen al Señor, pues esto es lo correcto. 2 «Honra a tu padre y a tu madre». Ese es el primer mandamiento que contiene una promesa: 3 si honras a tu padre y a tu madre, «te irá bien y tendrás una larga vida en la tierra. Efesios 6:1-3 NTV


La obediencia de nuestros hijos les dará un vida de bien y una vida larga. Los que ganarán más son ellos al obedecer, ¿no es cierto? claro pero luego nuestro manual para caminantes de la cuerda floja nos presenta esta declaración:

Padres, no hagan enojar a sus hijos con la forma en que los tratan. Más bien, críenlos con la disciplina e instrucción que proviene del Señor. Efesios 6:4 NTV


Y en cuanto a ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos. Más bien edúquenlos como quiere el Señor, con disciplina y consejos. Efesios 6:4 NBV


Entonces, nuestra meta final no es obligarles a obedecer porque "yo soy la autoridad y punto". Sino ganar su corazón y desarrollar en ellos un amor por la Palabra y los principios que les garantizarán una vida de bien. De nada nos sirve obligarlos a obedecer si a la larga odiarán todo lo que les hemos enseñado y buscarán hacer lo opuesto a lo que les hemos instruido.

Entonces, es un balance. La disciplina es necesaria, pero si previo a ella nos mantenemos haciendo depósitos, palabras que llenen sus tanques internos, gestos de afecto, actos de amabilidad, etc. Además de garantizarnos que ellos tendrán un depósito abundante para cuando necesitemos extraer por un mal comportamiento, la relación no se dañará.


Por lo contrario. Si solo me dedico a regañar y castigar y nunca hago depósitos, a largo plazo causaremos heridas en los corazones de nuestros hijos.

Pero debo confesarlo, creo que de mi generación para atrás, crecimos generaciones completas sin depósitos emocionales por parte de nuestros padres, y mírennos, no somos gente de mal; pero al vivir ahora con generaciones más exigentes, más demandantes y más sensibles, conviene echar mano de esta estrategia de liderazgo que producirá muchos beneficios en nuestras relaciones familiares.

¿Estás listo para empezar a hacer depósitos?


Conocimiento seguro y prácticas diarias:

El libro que por excelencia es mundialmente conocido por este tema es:

"Los 5 Lenguajes de amor de los Niños"

Del Dr. Gary Chapman y Ross Campbell


Ellos usan la ilustración que todo ser humano, en especial los niños. Tenemos un tanque emocional en nuestro interior, cuando ese tanque está lleno o en un nivel aceptable, los niños reaccionarán bien a la corrección, pero cuando el tanque se seca o está en niveles bajos, es probable que tengamos una reacción de parte del niño debido a esa ausencia.

De hecho podemos notar ciertas actitudes cuando ellos empiezan a sentir que el tanque se está quedando vacío, pon atención y podrás verlo.


Entonces, antes de sumergirnos en los lenguajes de amor déjame explicarte que trataré de hablar sobre los lenguajes que considero son importantes y están presentes en las diferentes etapas de crecimiento de los niños. Tu tarea mi querido caminante es reconocer los lenguajes a través de los cuales tu hijo(a) se siente amado en esa etapa donde se encuentra.

De esa manera tus depósitos serán exitosos y mantendrás un tanque emocional lleno y saludable en el interior de tus hijos.


Aquí te presento algunas prácticas para esta semana mientras nos internamos en este conocimiento tan fascinante:


Práctica #1 - Haz una lista,

Incluye en ella a las personas más importantes en tu vida con las cuales quieres mantener una cuenta saludable en el Banco de Relaciones.

Recomendación: No incluyas a toda tu familia porque tendrás una lista imposible de lograr. Empieza con tu círculo cercano, con tu familia inmediata. Además, esta lista es privada y es para manejo tuyo únicamente. [o sea no la publiques :-)]

Y una vez que ya tengas estas cuentas de relaciones saludables, podrás agregar a más personas a tu lista.


Práctica #2 - Coloca al lado de cada nombre la edad que tiene cada persona,

La idea de este paso es que identifiques la etapa de crecimiento en que se encuentran tus seres queridos. Parece un ejercicio innecesario, pero te ayudará a entender que no puedes pretender depositar afecto en todos tus seres queridos por igual.

en cada episodio de esta cuerda, desarrollaremos los lenguajes que consideramos que son los más relevantes según la edad, de tal manera que te será útil, ubicar la etapa en la que cada uno se encuentra.

Práctica #3 - Identifica acciones,

Y por último, coloca debajo de cada nombre las maneras que consideras que esa persona recibe de ti afecto y aprecio. Una o dos acciones serán suficientes por ahora.


Ahora mientras nos reunimos para empezar a hablar los lenguajes de amor a nuestros seres queridos, intenta hacer depósitos constantes e intencionales en cada uno de ellos.


Al inicio tal vez te parecerá extraño, ya que es un principio que no hemos practicado o que no vivimos mientras crecíamos. Pero luego de practicarlo y ver sus resultados podrás ver hacia atrás, respirar profundo y podrás decir: "pasamos esta cuerda floja", "pasamos al otro lado"... "valió la pena"...


Cierre:

Y es así como llegamos al fin de nuestro episodio, pero antes de despedirnos te dejo algunos anuncios importantes:

#1-Suscríbete a este podcast en YouTube o en tu plataforma de podcast favorita y activa las notificaciones para que estés enterado cada vez que subamos un nuevo episodio, y aprovecha para darnos un comentario y por supuesto un "like",

#2-Si este contenido te parece relevante compártelo en tus redes sociales para que más padres tengan acceso a este material y

#3- si conoces a algún padre que como tu y como yo, anda atravesando cuerdas flojas en la paternidad invítalo a caminar con nosotros la próxima cuerda floja en:

¡Padres en La cuerda Floja!

El podcast #1 para padres seguros

Porque padres seguros son, padres felices...

Hasta la próxima...

mahalo nui loa [Vocablo polinesio que significa “Muchas Gracias”]


Gracias...

Agradezco el apoyo de personas claves para lanzar este proyecto:

Música del podcast:

@prod.don_verano

Nick Lopez

Edición de voz y música:

@TonyliciousMusic

Tony Menendez


Diseño de portada:

Oswaldo perez

17 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page